Home > Proyecto solidario: Los chicos del barrio

Los chicos del barrio

Este proyecto es un Proyecto Solidario Financiado por el Cuerpo Europeo de Solidaridad.

Numero de Referencia: 2022-1-ES02-ESC30-SOL-000066080

 

¿Cuáles son nuestros objetivos?

La Fundación Escuela de Solidaridad (FES) es una organización que hace mas de 25 años busca maneras nuevas de intervenir con personas en situación de vulnerabilidad en general, creando un sentido familiar que sirva de apoyo emocional para la creación de nuevos proyectos de vida, itinerarios formativos y laborales.

Es en este sentido que hace unos años creó e impulsó el proyecto Casa Kuna.

Anualmente llegan muchos jóvenes menores de Marruecos, gran numero reside en Andalucía como región mas cercana. Al salir de los Centros de Menores, en mas de la mitad de los casos van a la calle porque durante su período en el centro no logran tener los elementos adecuados para poder ser autónomos en la sociedad: 

Situación administrativa y legal organizada

Manejo del español

Formación adecuada para obtener un empleo de calidad

Soporte emocional

Este conjunto de situaciones deja a estas personas expuestas a una situación de vulnerabilidad y marginalización social. Es un colectivo que no está para nada valorado, generando una problemática además de autoestima, entendiendo que son jóvenes que han llegado a España siendo menores de edad, buscando un futuro mejor y ayudar a sus familias y han sentido un entorno hostil con ellos.

Esta situación se ha visto mas complejizada luego del COVID, donde además se ha visto exponenciada una situación de racismo en el barrio Albaicín donde mayormente viven estos jóvenes. Esto ha aumentado el control policial y una situación de tensión en el barrio que ha llegado hasta a ser violenta. Esto desencadenó en gran situación de perjuicios, incomodidad y desigualdad en la zona hacia todo el colectivo de orígen marroquí. Es por esto que para nosotros ha sido una prioridad desarrollar actividades en la comunidad de manera de poder generar una sensibilización en el vecindario respecto a la problemática migrante, creando nuevas posibilidades para los participantes. 

Por otro lado, nos hemos enfocado en la creación de formaciones que debido a la situación antes mencionada no tienen acceso a formaciones homologadas y por consecuencia, instancias laborales de calidad y deseadas. En base a la experiencia de FES y de jóvenes como Ahmed, Ismail y Anass hemos comprendido además la potencialidad y beneficios de la educación entre iguales debido al idioma, la dinámica creada y porque representan una imagen de superación empoderante para ambas partes. 

De esta manera se genera un doble resultado: la formación y empoderamiento de jóvenes migrantes en situación de vulnerabilidad y del grupo que motoriza este proyecto.

En conclusión, hemos creado este proyecto para crear e impulsar una asociación que pueda impulsar y desarrollar una comunidad solidaria, inclusiva y sostenible. De esta manera consolidar Casa Kuna como Asociación, busca promover la inclusión social a partir de la mediación cultural, el aprendizaje no formal, de manera responsable con el medio ambiente.

Entendemos que para esto se hizo necesario, inicialmente, formalizarnos como grupo. Si bien realizabamos colaboraciones constantemente resultaba necesario constituir una estructura con reuniones periódicas, objetivos e identidades. Identificar en esto qué actividades impulsamos qué queríamos sostener, crear, mejorar y quitar. Entendíamos que la clave era para esto consolidar el espacio incipiente pero ya existente de Casa Kuna, que requería un grupo de jóvenes que le pusiese energía para conectarse con el barrio, de manera de generar un espacio de mediación comunitaria que pudiese realizar de puente. Un espacio metido en la vida cotidiana del barrio que pudiese ser casa de los vecinos, espacio de encuentro y resolución de conflictos. Que pudiese ser un espacio de confianza para los jóvenes vulnerables, donde recibir apoyo emocional, soporte administrativo, un espacio donde experimentar actividades de aprendizaje reales y profundas, que permitan tener un trabajo de calidad y disfrutable. 

De las actividades que hemos experimentado que consideramos al comienzo que podían ser terapéuticas, interesantes y desarrollar formaciones que creasen salidas laborales elegimos:

Carpintería creativa para la recuperación de enseres y creación de artesanía

Reciclaje y trasformano de residuos textiles

Formación y prácticas en restauración sostenible

Formación y prácticas en venta y atención al cliente

Decidimos agregar también actividades vinculadas a la sensibilización por el medioambiente.

 

¿Quiénes somos?

Ahmed ha coordinado durante dos años el taller de carpintería de FES, desarrollando una línea de productos. Se ha convertido en profesor de distintos jóvenes migrantes y ha ido formándose para especializarse. Él ha tenido la idea de crear Casa Kuna, un proyecto que para él resultaba necesario para acercarse el barrio donde muchos de los jóvenes viven. Para cambiar la manera de percibir el barrio a la comunidad migrante y para crear oportunidades laborales, como aquellas que él no tuvo. De esta manera, Ahmed se ha convertido con el tiempo en un fuerte referente para la comunidad marroquí de la comunidad de acogida de FES, así como también de aquellos jóvenes que residen en Granada. 

Ismail llegó a la FES desde Marruecos junto a un amigo, compañero del centro de acogida hablando rifeño y dariya. Sus ganas de aprender y superarse le hicieron aprender a hablar español y matemáticas. Durante su estancia en la comunidad participó fundamentalmente en las actividades del huerto junto a una voluntaria que lo ha ido formando hasta hacerse responsable del espacio. Esto se ha extendido a hacerse cargo también de las actividades de reciclaje y dar talleres para formar a los jóvenes residentes de la comunidad. A partir de esto, se ha dedicado a lo largo del proyecto a acompañar los diferentes talleres e impulsar el debate creativo acerca de maneras nuevas de reciclar y reutilizar distintos residuos.

Anas es el último que llegó a España, asiste en la preparación del espacio y asiste con la gestión de los jóvenes ex-tutelados que participa de las formaciones que lleva adelante el proyecto Casa Kuna, acompañándolos en su proceso de inclusión en las actividades y la vida cotidiana de Casa Kuna como centro formativo y socio-comunitario. Tiene especial interés por los medios y registros audiovisuales, por lo que se encarga de la gestión de las redes sociales y la creación de contenido para la difusión del proyecto junto a voluntarios y jóvenes. En este sentido, ha ayudado también en su educación digital.

Ayelén es una voluntaria también migrante, proveniente de Argentina. Ayelén en FES ha aprendido sobre gestión de proyectos y de talleres ocupacionales, así como en cuestiones administrativas y legales. Es por esto que se ha encargado a lo largo del proyecto de la creación de la asociación, de la gestión del presupuesto y calendario. Al ser terapeuta ocupacional de formación ha participado junto a Ahmed facilitando espacios de mediación comunitaria con los vecinos.

Francesca por su parte fue una voluntaria que llegó al proyecto por un mes, para realizar una experiencia intercultural que aportase a su formación. Se enamoró profundamente del proyecto y comenzó a impulsar espacios de voluntariado y acompañando a esos jóvenes ex tutelados a dar saltos cualitativos y tomar nuevos roles y responsabilidades de manera acompañada y cuidada. 

 

¿Quién es nuestra tutora?

Nos hemos sentido sumamente apoyados por Dora Fanelli, en tanto conocerla desde hace tiempo, conocer su modalidad de trabajo y el amor y pasión con el que lleva adelante y acompaña los proyectos en los que cree. Gracias a esta confianza, se nos han brindando de manera voluntaria mas formaciones de las garantizadas por este proyecto económicamente. Nos hemos reunido de manera semanal con ella: en algunos casos en nuestra reunión semanal de gestión (ha acompañado de manera cercana el proceso de evaluación constante), en otros en instancias formativas. En dichas reuniones en qué ha participado sobre la gestión, hemos aprovechado a aprender a desarrollar el presupuesto y repartirlo adecuadamente para la realización de todas las actividades del proyecto.